Solsticio de Verano en el Hemisferio Sur 2023 y Ritual de Peticiones con motivo de la llegada del Espíritu de la Navidad.

Silvia Arteaga (Bodhi Vistara)

A la llegada del verano ya hemos abierto nuestras visiones desde la primavera. El verano nos permite abrirnos al viento, exponer nuestros cuerpos, danzar al aire libre, estar con contacto con la naturaleza. La posibilidad de dormir al aire libre. El mar, los ríos, las montañas y una infinidad de posibilidades se nos presentan para disfrutar.

El solsticio de verano es el momento del año en que el sol alcanza su mayor altura en el cielo. En el hemisferio sur La duración del día es la máxima y la de la noche es la mínima.

La inclinación del eje de rotación del planeta respecto de su órbita es la responsable de los cambios de estaciones y dado que nos regimos por el calendario gregoriano, no todos los años se produce el solsticio en la misma fecha, este año ocurrirá el 22 de diciembre.

Este evento ha sido celebrado por diferentes culturas desde la antigüedad. Las fiestas y rituales han girado en torno a la fertilidad y la abundancia. Cada celebración o ceremonia se organizaba según el movimiento de los cielos.

Los celtas dedicaban este ritual a la naturaleza usando como escenarios los bosques y montañas. Las velas y el fuego también se han usado como herramienta fundamental en estos rituales.

En torno al fuego se narraban cuentos y se realizaban las diferentes actividades de entretenimiento.  Así mismo se consideraba al fuego como un elemento purificador de ayuda para obtener un estado saludable.

Como parte de las tradiciones del solsticio de verano, muchas culturas celebran el regreso del sol, ya que ello indica que las cosechas han llegado a su punto máximo.

Los ciclos del tiempo, en la antigüedad, estaban marcados por los solsticios y los equinoccios, debido a que todas las culturas tomaban en cuenta el mensaje de los cielos. Leían el comportamiento de la naturaleza y a través de la transmisión oral fue traspasada la importancia  de este conocimiento.

Quienes sabían traducir los movimientos en el firmamento ha­cían de intermediarios entre los padres estelares y la comu­nidad humana.

Los Cielos infinitos están llenos de movimientos que se registraron en calendarios pétreos, destacando las posiciones de los solsticios y equinoccios, además de diver­sos sistemas estelares.

Es el momento propicio, entonces, de agradecer esta abundancia y fertilidad. Y una de las tradiciones que se fue creando en torno a este agradecimiento y disfrutábamos cada año en Venezuela, es la petición al Espíritu de la Navidad o Maestro Nativitas, el cual se occidentalizó como Papá Noel, Santa Claus, San Nicolás y aquí en Chile llamado el Viejo Pascuero.

No importa cuál sea la religión o creencia de cada uno, ya que Nativitas es una energía angélica solar divina, que era venerada por las diferentes culturas de la antigüedad.

Todos podemos hacer nuestras peticiones al Espíritu de la Navidad, tal como lo hacíamos de niños. Solo pedimos con la confianza de que nuestras peticiones serán escuchadas y si todo está en armonía perfecta, se verán materializadas.

 

Cómo realizar nuestras peticiones:

Escribe en un papel blanco todas tus peticiones iniciando siempre de esta forma:

“Invoco la divina y amada presencia de Dios en mí, Yo Soy. Invoco todos los Guías y Maestros perfectos de Luz que trabajan junto a la Energía Angélica Solar Nativitas, para que, en armonía para todo el mundo, bajo la Gracia y de manera Perfecta, se manifieste en mí este pedido de Navidad”

Te saludo amado Maestro Nativitas y te agradezco por todas mis peticiones materializadas en el año que termina y por lo que voy a alcanzar en el año que comienza.

Con gratitud y humildad hoy dejo ante ti las siguientes peticiones:

  • Paz y bienestar para nuestro País y para todo el planeta.
  • Que se realice la unión de las naciones y de todas las religiones.
  • Que cesen los prejuicios raciales y las persecuciones.
  • Que cese la violencia y todas las naciones entren en un camino de paz.
  • Que la humanidad deje de padecer tantas enfermedades.
  • Que todos los seres despierten el A-MOR dentro de sí y permitan que se exprese en cada uno de sus actos.
  • Que todos los niños del planeta gocen de amor, protección y bendiciones.
  • Sigue pidiendo salud para ti, para tus familiares y para todos los que estén enfermos en el mundo entero, pide mayores ingresos, pide ropa, pide abundante provisión, pide una casa propia, pide lo que realmente necesites y desees, no te limites que nuestro «Padre Celestial» es muy rico, su poder y sus bienes no tienen límites y el Maestro Nativitas se complace en ser instrumento genuino de su generosidad».

Finaliza la carta diciendo:

¡GRACIAS Amado Espíritu de la Navidad, porque todo lo pedido ya se cumplió!

¡Gracias PADRE/MADRE Universal porque así es! AMÉN.

(Leer lista de peticiones)

Permanezcan unos instantes en silencio y visualicen la Tierra envuelta en las Llamas Violeta y Rosa. Luego den las gracias.

 

Oración

Esta oración, la recibí de Juan Alberto Courtois en el año 1995.

«En nombre de Mi Amada y Todopoderosa Presencia, Yo Soy, doy la bienvenida al Santo Espíritu de la Navidad, quien baja a este Planeta con la misión de dar. Te saludo, te reconozco y te bendigo, Maestro Nativitas. Te doy las gracias por la maravillosa labor de Amor, Alegría y Paz que realizas.

Abro las puertas de mi corazón, de mi hogar a tu radiación y te reconozco como huésped privilegiado al que hay que agasajar. Demando, acepto, recibo y realizo la abundante provisión para mí, mi grupo familiar, mis amigos y para toda la humanidad.

Invoco la Ley del Perdón, la Llama Violeta Transmutadora y la Llama Rosa de Amor Divino para disolver, con Amor, todo lo inarmónico durante estas Navidades en mi hogar y en el Planeta Tierra; de manera que la Paz, el Equilibrio, el Bienestar y la Alegría, regalo de este Maestro, llene mi vida y el mundo entero.

«Yo Soy» la fe que mueve montañas. «Yo Soy» la esperanza de dar y recibir en grande. Realizo la Opulencia de la Magna Presencia y la Prosperidad que viene a otorgar Nativitas. Borro de mi mente, con Llama Violeta, todo concepto de limitación, de escasez y no lo acepto más.

¡Que el Fuego Sagrado de la Transmutación limpie y purifique la Tierra durante estas Navidades, de manera que el Maestro Nativitas se encuentre bien el tiempo que nos visita y pueda realizar su trabajo sin interferencias!

¡YO SOY LA TRANSMUTACION DE LA LLAMA VIOLETA EN ACCIÓN Y LA PERFECCIÓN DEL MAESTRO NATIVITAS MANIFESTADAS EN EL PLANETA ENTERO POR EL PODER DEL AMOR DIVINO!

En nombre de mi Amada, Magna y Todo Poderosa Presencia «Yo Soy», doy la bienvenida al Santo Espíritu de la Navidad quien baja hoy a visitar nuestro planeta con la misión de dar. Gratitud infinita.

Seleccione su moneda
CLP Chilean peso